Los Probióticos, los Prebióticos y los Simbióticos

PorAlimentacion Saludable

Los Probióticos, los Prebióticos y los Simbióticos

Los Probióticos son microorganismos que se adicionan a alimentos, suplementos o medicamentos que al consumirlos en cantidades adecuadas aumentan la flora gastrointestinal. Estos microorganismos se localizan normalmente en el intestino, se reproducen rápido, originan compuestos antimicrobianos que impiden la producción de microorganismos patógenos, tienen la cualidad de  atravesar la barrera gástrica para multiplicarse en el intestino, además, deben mantenerse estables durante la producción, comercialización y distribución para que puedan llegar a su destino final vivos.

Para que un microorganismo se considere probiótico tiene que ser estudiado y demostrado que produce efectos bioterapéuticos, bioprotectores y bioprofilácticos en el sistema digestivo y en el sistema inmune. Sin embargo cada familia de microorganismos específicamente cada cepa trae efectos positivos y concretos con un determinado beneficio. Se considera que estos microorganismos actúan de tres maneras: primeramente mejoran la barrera intestinal defensiva, causan modulación inmunológica y mejoran la eficiencia metabólica. Podemos encontrarlos en alimentos como: el yogur, el kumis, el kéfir, algunos quesos, productos fermentados de soya, complementos alimenticios y alimentos fermentados como el kimchi o el chucrut.

Se considera Prebióticos a las  fibras vegetales insolubles no amiláceas que nutren y promueven el  crecimiento,  el desarrollo y la  reproducción de las bacterias  buenas sobre  las  bacterias malas en el colón. En esta clase de fibras encontramos: fructo y galacto oligosacáridos, xilo-oligosacaridos, pirodextrinas, isomalto- oligosacaridos, celulosa, hemicelulosa y a la inulina. Los prebióticos estimulan la producción de ácidos grasos de cadena corta (AGCC, ácido butírico, ácido acético y ácido propiónico), que traen muchos beneficios como: la reducción de  lipoproteínas LDL, del colesterol total, de triglicéridos, la estimulación de la función inmunológica al aumentar la producción de bacterias probióticas; se consideran reguladores de la homeostasis intestinal, entre otras. Para que una sustancia se considere prebiótica debe tener las siguientes características: no ser hidrolizada, ni absorbida en el esófago, en el  estómago, ni en el duodeno, ser fermentado selectivamente por la microbiota intestinal e inducir efectos benéficos en la salud.

Los Simbióticos se refiere a preparados farmacéuticos  o alimentarios  que contienen probióticos y prebióticos y que crean una acción  sinérgica, dando como resultado un producto con beneficios en la salud; su efecto debe ser superior al que producirían sus componentes individualmente. Esta unión es una excelente forma de acrecentar las probabilidades de colonización y supervivencia por parte de las bacterias; pues los  simbióticos aumentan la vida útil del producto, aportan sustratos específicos a la población bacteriana residente. Entre los efectos que traen los simbióticos se destacan: reducción del el pH del colón, estimulan el crecimiento de las bifidobacterias, ayudan a la estabilidad  del entorno intestinal y aumentan la producción de AGCC.

About the author

Alimentacion Saludable editor