El Cobre

PorNutricionysalud

El Cobre

El cobre es un mineral que cumple muchas funciones en los tejidos. Se encuentra principalmente en el hígado, el encéfalo, el corazón, el riñón y en el musculo esquelético. Se consume en los alimentos, se absorbe  en el intestino delgado donde se une  a la metalotioneina dentro de las células mucosas; la cantidad de cobre que se absorbe depende de la disponibilidad de esta proteína. Luego pasa al torrente circulatorio asociado a la ceruloplasmina (enzima importante en la formación de eritrocitos o glóbulos rojos); un 90% del cobre absorbido se encuentra de esta forma el otro 10% se une a proteínas como la albúmina, la transcupreína y la histidina; se excreta  principalmente por la bilis y en mínima cantidad por la orina y el sudor.

El cobre está presente en alimentos como: los mariscos, en vísceras, carnes, chocolate, frutos secos, cereales, leguminosos y frutas frescas, la leche de vaca es pobre en cobre.  Se considera que diariamente los adultos deben ingerir  0.9 mg, los adolescentes 0.89 mg, los niños pequeños de 0,34 a 0,44 mg y los lactantes de 0.20 a 220 mg/día.

Dentro de las funciones que este mineral cumple en el cuerpo humano se resalta:  que es un componente de muchas enzimas;  que participa en la oxidación del hierro antes de su transporte al plasma; que interviene en la formación de colágeno y elastina; que participa en la producción de energía en la mitocondria;  que posee función antioxidante y que ayuda a la síntesis de melanina y catecolaminas.

La deficiencia de cobre ocasiona anemia microcítica, neutropenia, leucopenia, alteraciones esqueléticas, hemorragias, despigmentación del cabello y la piel, disminución en la formación de glóbulos rojos, degeneración del cerebro y el cerebelo,  cambios óseos como: osteoporosis y formación de espolones metafisarios. La deficiencia se presenta a largo plazo por falta de consumo en la dieta y por agotamiento de las reservas.  También se pueden presentar enfermedades como: el síndrome de Menkes, es una enfermedad multisistémica que presenta  anomalías en el metabolismo del cobre, apareciendo neurodegeneración progresiva, problemas en el tejido conectivo, se presenta en neonatos y es irreversible y la enfermedad de Wilson que un trastorno en el cual el cuerpo absorbe el cobre y lo almacena  sin poder eliminarlo por lo cual lleva a que se acumule en exceso en los distintos órganos, como el hígado.

Por consumo mediante alimentos no se evidencia toxicidad. Sin embargo los niveles de  cobre se encuentran elevados en mujeres embarazadas. Las concentraciones de ceruloplasmina están elevadas en mujeres que toman anticonceptivos. Los niveles séricos y biliares de cobre esta aumentados en  pacientes con infecciones prolongadas, enfermedades del hígado y pelagra.

About the author

Nutricionysalud administrator