Category Archive El Embarazo

PorAlimentacion Saludable

Cambios Fisiológicos durante el Embarazo

El Embarazo o Gestación es el período comprendido desde la implantación del ovulo fecundado (cigoto) en el útero hasta el momento del parto; incluye los procesos de crecimiento y desarrollo del feto y los cambios físicos, hormonales, metabólicos y morfológicos que experimenta la mamá.

Cambios fisiológicos que experimenta la mamá durante la gestación.

El volumen sanguíneo se eleva hasta en  un 50% al final del embarazo, acrecentando el gasto cardíaco; para garantizar  la circulación placentaria y el suministro de oxígeno y nutrientes al feto. La tensión arterial se mantiene dentro de los límites normales y la frecuencia cardíaca se incrementa levemente en el último trimestre del embarazo.

El corazón se agranda en un 12%, aparece un leve edema en las extremidades inferiores, que suele disminuir con el descanso.

Se amplían las necesidades de hierro por lo cual hay reducción en el hematocrito (% del volumen total de la sangre compuesta por glóbulos rojos), la concentración de   hemoglobina también desciende muy levemente  de la misma forma que la cantidad de los glóbulos rojos o eritrocitos. Los valores de los  glóbulos blancos o leucocitos se elevan y se produce hipercoagulabilidad.

La taza de filtración glomerular TFG (cantidad de sangre que pasa a través de los glomérulos los cuales son diminutos tubitos que filtran los residuos de la sangre) se amplifica y esto trae como consecuencia aumento en la micción, presencia de nicturia (expulsión involuntaria de orina en la noche), glucosuria (presencia de glucosa en la orina) y pielonefritis (inflamación del riñón o pelvis renal).

Durante el embarazo se observan varios cambios en el tubo gastrointestinal como náuseas, vomito, antojos y rechazo a ciertos alimentos, menos movimientos gástricos y mayor reabsorción del agua que causa estreñimiento. A veces suele aparecer reflujo acompañado de pirosis (sensación de quemadura que va desde el estómago hasta la faringe).

La aparición de caries es más frecuente en la  gestación pues hay un cambio de pH en la saliva.

El consumo de oxigeno se alza en un 25% y el metabolismo basal asciende (cantidad de energía que el organismo necesita en reposo total sin ningún tipo de actividad física) en un 20%. La ganancia de peso en el embarazo es de aproximadamente de 10 a 15 kg, distribuidos de la siguiente forma: 3000 – 3600 g el feto, 600 a 1500 g la placenta y el cordón umbilical, 800  a 900 g el líquido amniótico, 2700 a 3600 g las reservas energéticas, 400 a 900 g crecimiento del tamaño de los senos,  900 g ampliación del tamaño del útero, 1300 a 1900 g el volumen plasmático y 900 a 1330 g volumen de líquidos en el organismo materno.

Hacia el tercer trimestre suele aparecer calambres debido a la comprensión del útero sobre el sistema venoso también se relacionan con un ascenso en la cantidad de fósforo y depreciación de la cantidad de calcio, se suele recomendar poner calor en la zona afectada. Igualmente aparecen lumbalgias por el aumento de peso y volumen, pues surge un cambio del centro de la gravedad de la mamá y esto causa  la aparición de lordosis lumbosacra como adaptación junto a la adopción de  posturas incorrectas.

En cuanto a la piel suele aparecer estrías por la distensión y la producción de corticoides;  se extiende la pigmentación de la areola mamaria, los pezones, la línea de alba, las mejillas, frente y nariz esto es ocasionado por la subida en la cantidad de la hormona hiposifiaria que estimula los melanocitos (células que producen melanina que da color a la piel, pelo y ojos).